Orando por las Naciones

“Y si mi pueblo que se identifica usando mi nombre se humilla, ora, me busca y abandona su mala conducta, entonces yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y restauraré el bienestar del país”. 2 Crónicas 7:14“Y si mi pueblo que se identifica usando mi nombre se humilla, ora, me busca y abandona su mala conducta, entonces yo lo escucharé desde el cielo, perdonaré sus pecados y restauraré el bienestar del país”. 2 Crónicas 7:14

«Orad por los que todavía necesitan tener acceso al Evangelio, [y] orad unos por otros. Seremos más eficaces cuando unamos nuestros corazones en la oración».


Con Jesus en Oración: Cuando oramos, alineamos nuestros corazones con su verdadero descanso. Crecemos para disfrutar de la cercanía de Cristo, porque Él es manso y humilde de corazón. Sin embargo, sin esta verdad, no hay descanso. El caos continúa, las guerras arrecian y no hay salida. Sólo a través de Jesús tenemos esta esperanza.


– Oramos por nuestras naciones. Por la crisis que viven nuestros países en Latinoamérica, que nuestras iglesias sean despertadas en tiempos de dificultades, de escases, de guerras internas.  Oremos que el poder del Espíritu Santo, ese Poder del que leemos en el Libro de los Hechos, ¡sea derramado una vez más sobre el Cuerpo de Cristo. Que la Luz de Cristo se manifieste en cada una de nuestras ciudades en cada nación y haga retroceder toda oscuridad invasora.


– En Corea del Norte, una nación cerrada y hermética, se calcula que sólo el 1% de la población es cristiana. Eso supone unas 400.000 personas en un país de 26 millones. Allí el Estado es la mayor fuente de persecución, el simple hecho de poseer una Biblia es causa de encarcelamiento, entonces ser cristiano en Corea del Norte es estar constantemente al borde de la extinción. Pero la obra de Dios es mayor que cualquier plan para aplastar a los seguidores de Jesus. Mantente en oración, por esta nación que continua con el ranking #1 en la lista mundial de la persecución.


– En un mundo orgulloso y dividido, Cristo llama a su pueblo a tenderse la mano por encima de las diferencias lingüísticas, culturales y de prejuicios. Este es un poderoso signo de la acción de Dios. Como Jesús oró a su Padre: «Te he revelado a los que me diste del mundo… [que lleguen a la unidad completa. Entonces el mundo sabrá que tú me has enviado y que los has amado a ellos como me has amado a mí» (Juan 17:6,23). La unidad es vital para cumplir la Gran Comisión. Oremos para que cada uno de nosotros “se esfuerce por mantener la unidad del Espíritu en el vínculo de la paz» (Efesios 4:3). Ora Por el Mundo


Sogwo Arig en China

Los Sogwo Arig son una tribu mongola, una población de 49,000 que vive en innumerables pequeños clanes tibetanos en uno de los lugares más remotos del mundo. Seguidores del budismo tibetano escondidos en comunidades prácticamente inaccesibles al mundo exterior, no han sido tocados por el cristianismo. Ore que discípulos superen las diferentes condiciones adversas y poder llegar a los Sogwo arig. Ore por señales y maravillas entre ellos y avances de multiplicación de discípulos e iglesias en las casas.


Chadong en China

Los chadong viven en la Región Autónoma Zhuang de Guangxi (China). Una población de 23,000, tienen su propia lengua, cultura y tradiciones. Los chadong tienen un fuerte sentimiento de identidad de grupo. La religión animista forma parte de la identidad de los Chadong. Necesita poner su esperanza e identidad en el Rey de reyes y Señor de señores. Oremos por trabajadores que vayan al pueblo Chadong, que sus corazones estén listos para recibir a su salvador. Ore por familias de creyentes amando y sirviendo a otros para que crezcan iglesias que se reproduzcan.