Programa de Cuidado Integral del Misionero

La responsabilidad suprema del cuidado de los obreros es de Dios, nosotros descansamos plenamente en sus manos porque es Él el que nos envía, y el que tiene el poder para sostenernos. Aunque la iglesia cumpla con su papel de enviadora, y la agencia funcione en el área administrativa, el obrero debe tener claro que su Jefe es el Señor de la mies. Sin embargo, en la tarea histórica de alcanzar a las naciones, la responsabilidad para el cuidado integral del misionero ha sido compartida entre tres entidades:

1) La iglesia enviadora

2) La agencia misionera

3) El misionero

Cada miembro de esta alianza tiene un papel importante y diferente por cumplir.

Como programa de Cuidado Integral nuestro objetivo principal es concienciar a la iglesia y al movimiento misionero iberoamericano sobre la urgente necesidad que existe en el cuidado de nuestros obreros, comenzando desde su llamado, hasta su regreso a casa.

Esta concienciación se hará por medio de consultas regionales, capacitación y entrenamiento de líderes, elaboración y distribución de materiales, así como también, orientación y asesoría. Al mismo tiempo, se está trabajando en la formación de una red de contactos a través de toda Iberoamérica con el fin de mantener una cooperación e intercambio de ideas y recursos sobre el cuidado pastoral de los misioneros en el campo.

Para conocer más sobre el programa y obtener información, visita nuestro blog www.cuidadointegralcomibam.blogspot.com, o escríbanos a cuidadointegral@comibam.org
Reporte de la Consulta de Cuidado Integral del Misionero – Guatemala – 2007 (PDF)

Carrito de compra